Publicado el Deja un comentario

Hiperplasia prostática

Hiperplasia prostática

¿Qué es la Hiperplasia prostática?

La hiperplasia prostática, también conocida como hiperplasia prostática benigna (HPB), esta enfermedad se caracteriza por el agrandamiento de la próstata –glándula reproductiva masculina localizada entre la vejiga, el recto y la uretra-.

Uno de los principales síntomas de la hiperplasia prostática es la presencia de problemas urinarios y vesiculares, pues el aumento de tamaño de la próstata comprime la uretra (conducto a través del cual pasa la orina).

Actualmente se desconocen las causas que provocan el agrandamiento de la próstata, sin embargo, diversas teorías sostienen que esta patología está relacionada con el envejecimiento de los hombres y con la hormona testosterona producida en los testículos.

Síntomas de la  Hiperplasia prostática?

Aunque la hiperplasia no es una enfermedad maligna ni aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, sus síntomas no deben tomarse a la ligera, pues pueden indicar la presencia de enfermedades más graves como una infección en la vejiga o ciertos tipos de cáncer.

Para diagnosticar la hiperplasia prostática y descartar otras enfermedades, el examen rectal es el mejor método, pues permite al urólogo palpar la parte posterior de la próstata e identificar el tamaño y la consistencia de esta glándula.

Los síntomas más comunes de la hiperplasia son:

  • Incapacidad o dificultad para orinar
  • Goteo intermitente al terminar de orinar
  • Micción dolorosa o con sangre
  • Chorro de orina débil
  • Incontinencia urinaria
  • Necesidad constante de orinar, sobre todo por las noches
  • Urgencia urinaria fuerte y repentina

Síntomas para ir al doctor 

Consulta de inmediato a un urólogo si presentas alguno de los siguientes síntomas o malestares:

  • Menos orina de lo normal
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor en un costado, en la espalda o en el abdomen

También:

  • Si estás tomando medicamentos como diuréticos, antihistamínicos, antidepresivos o sedantes, pues éstos pueden causar problemas urinarios. Nunca suspendas tus medicamentos ni ajustes las dosis sin consultarlo previamente con tu médico.
  • Si después de dos meses de seguir las recomendaciones médicas y las medidas de higiene y cuidado personal no has mejorado.

Sabías que…

  • Los síntomas de la hiperplasia prostática sólo se presentan en el 50% de los hombres que la padecen. Por ello, es muy importante acudir a una revisión urológica anual después de los 40 años.
  • Está comprobado que el agrandamiento de la próstata se incrementa con la edad. 90% de los hombres mayores de 80 años presentan esta patología.
  • La obesidad a nivel abdominal incrementa al 10% el riesgo de tener hiperplasia prostática, por lo que se recomienda seguir una dieta baja en grasas y proteínas de origen animal.

¿Cuándo fue la última vez que acudiste a una revisión urológica? ¿Has notado algunas molestias al momento de orinar? Tal vez sea momento de que acudas con un urólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *