Publicado el Deja un comentario

Virus del Papiloma Humano

papiloma humano

¿Qué es el virus del Papiloma Humano?

Terminas de bañarte, comienzas a secarte el cuerpo y, cuando llegas a la zona genital, sientes una textura diferente en tu pene, lo observas detenidamente y descubres que tiene pequeñas bolitas, como de masa color piel, que aparentan la forma de una coliflor. Esas “bolitas de masa” son verrugas, las cuales pueden tener diferentes formas: de coliflor, planas, con relieve, etc.

Estas verrugas genitales en hombres pueden aparecer alrededor del ano, pene, testículos, escroto e ingles; y son producidas por el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Tipos de Papiloma Humano

Este virus se clasifica en dos tipos: de alto y bajo riesgo.

El VPH de alto riesgo puede producir cáncer de pene y ano en hombres, y de cuello uterino, vagina, vulva y ano en mujeres. Por su parte, el VPH de bajo riesgo sólo produce verrugas genitales en hombres y mujeres.

Aunque exiten más de 100 tipos de Virus de Papiloma Humano, sólo 30 son considerados de alto riesgo.
El Virus del Papiloma Humano se contagia únicamente por contacto sexual.

Portadores de VPH

Probablemente te estés preguntando quiénes son portadores del Virus del Papiloma Humano.

Tanto hombres como mujeres pueden ser portadores del Virus del Papiloma Humano, sin embrgo, de acuerdo a varias investigaciones, el sexo masculino es considerado “potencial transmisor múltiple”. Es decir, es más probable que un hombre esté contagiado del VPH y contagie a otra persona ya que, generalmente, los hombres mantienen una vida sexual activa con más de una mujer.

Este argumento está respaldado por un estudio realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, el cual demostró que varios hombres que habían tenido relaciones sexuales con mujeres de alto riesgo, habían infectado a sus esposas. Como consecuencia, las mujeres infectadas habían desarrollado cáncer cérvico uterino.

Síntomas de tener el virus del Papiloma Humano

Uno de los grandes problemas relacionados con la detección del Virus del Papiloma Humano es que es asintomático, es decir, no produce síntomas. Una persona puede contagiarse y ser portadora, sin saberlo.

En algunas ocasiones, un indicio de alerta es la aparición de verrugas genitales en hombres y mujeres. Éstas no son dolorosas, pero pueden ser molestas para quien las porta.

Por desgracia, las verrugas pueden aparecer de seis semanas a seis meses después del contacto sexual.

Cómo se contagia el virus del Papiloma Humano

La forma de contagio del Virus del Papiloma Humano es a través del contacto sexual, ya sea vaginal, anal u oral; cuando los fluidos tanto de hombres como de mujeres entran en contacto.
Se recomienda el uso de condón para disminuir las posibilidades de contagio, sin embargo, este método no es 100% efectivo.
¿Qué hago si tengo verrugas?

Por desgracia, a pesar de toda la información que existe sobre el Virus del Papiloma Humano, este sigue siendo un tema tabú, es decir, muy pocos personas hablan al respecto del tema y quienes lo padecen se avergüenzan de reconocerlo.

Si aparecieron verrugas en tu pene o alguno de tus genitales, es indispensable que te olvides de los prejuicios y acudas con un especialista. En esta caso, será el urólogo, el médico especialista en prevenir, diagnosticar y tratar las afecciones del aparato reproductor masculino.

Tratamiento para curar el virus del Papiloma Humano

Por ningún motivo apliques productos de libre venta, ya que éstos son para otro tipo de verrugas y no para las que se desarrollan por contraer el Virus del Papiloma Humano.
Opciones de tratamiento

El tratamiento para verrugas genitales en hombres y mujeres generalmente incluye medicamentos de aplicación cutánea, la cual debe realizarse en áreas genitales por tiempo definido.

Otra forma de eliminar las verrugas es a través de cirugía. Entre las más comunes están:

Criocirugía
Electrocauterización
Terapia láser
Escisión quirúrgica (extirparlas)
Sabías que…

Generalmente, el tipo de Virus del Papiloma Humano que causa cáncer no desarrolla verrugas. Es decir, si presentas verrugas genitales, es probable que se trate de un virus de bajo riesgo.

Recuerda que, como cualquier otro virus, el VPH puede complicarse, por lo que es indispensable que visites con frecuencia a tu médico, para que descarte cualquier tipo de complicación.

Método de prevención del virus del Papiloma Humano

Como con todas las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), el método de prevención más efectivo es la abstinencia sexual o tener solamente una pareja sexual. De hecho, tener una vida sexual activa con una sola pareja que no tenga el VPH, reduce considerablemente el riesgo de adquirir el virus.

Los condones, tanto masculinos como femeninos, reducen drásticamente las posibilidades de contagio, pero no ofrecen una protección 100% efectiva. Esto se debe a que hay áreas que el condón no cubre –como la base del pene-, en las que el virus podría estar alojado y transmitirse al entrar en contacto con los fluidos vaginales.

No olvides que, generalmente, el Virus del Papiloma Humano es asintómatico, por lo que es indispensable que tomes tus precauciones. Visita al urólogo –y que tu pareja acuda al ginecólogo-, por lo menos una vez al año. Recuerda que la detección temprana de cualquier enfermedad aumenta las posibilidades de éxito del tratamiento y la pronta recuperación.

Publicado el Deja un comentario

Herpes genital : Síntomas y Tratamiento

Comprar Herpes genital : Síntomas y Tratamiento

¿Qué es un herpes genital?

El herpes genital es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) causado por el virus del herpes simple. Existen dos tipos de herpes simple:

Herpes simple tipo 1. Suele afectar el área de la boca y los labios, por lo que puede derivar en herpes labial o febril. Incluso este tipo de herpes se puede presentar en los genitales, pues se contagia a través del sexo oral.
Herpes simple tipo 2. Éste se da en el área de los genitales. El contagio se produce mediante el contacto sexual, sea vaginal, anal u oral.

¿Síntomas del herpes genital?

Los síntomas del herpes simple se dividen en generales y genitales, aunque hay muchas personas que son asintomáticas, es decir, que pueden estar infectadas sin manifestar síntomas que lo indiquen.

También existe el caso de personas que presentan lesiones muy leves que suelen confundirse con rasguños o piquetes de insectos. Por ello, es importante que conozcas los síntomas del herpes simple más comunes:

  • Inapetencia
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Dolores musculares en la región lumbar como glúteos, muslos y rodillas
  • Ganglios linfáticos inflamados

Respecto a los síntomas genitales se encuentran:

La aparición de ampollas pequeñas y dolorosas llenas de líquido. En los hombres, estas ampollas aparecen en el pene, ano, escroto, muslos y nalgas. En las mujeres aparecen en la vagina, los labios externos, cuello uterino, ano, muslos y nalgas. Tanto en hombres como en mujeres, las ampollas pueden aparecer en la boca, lengua, encías, labios, ojos, dedos de las manos u otras partes del cuerpo.

Antes de que los síntomas del herpes se manifiesten, la persona infectada suele tener una sensación de hormigueo, picazón, ardor y dolor en la zona del cuerpo donde aparecerán las ampollas. Por lo tanto, debes estar al pendiente de todos estos indicios.

¿Cuál es el tratamiento para el herpes?

El tratamiento estándar para el virus del herpes simple es el agente antiviral Aciclovir. Sin embargo, este medicamento no cura la infección, simplemente controla los síntomas y disminuye la duración y la intensidad de los brotes.

De hecho, actualmente no existe una cura para el herpes, ya que una vez que el virus ingresa al organismo, permanecerá latente para siempre o, mejor dicho, dormido. Por lo tanto, podrá “despertar” en cualquier momento, sobre todo cuando nuestro sistema inmunológico se encuentre débil.

Por ello, es importante mantener un sistema inmunológico fuerte, ya que de esa manera es muy probable que la enfermedad nunca se manifieste, debido a que nuestras defensas debilitarían el virus si éste llegara a reactivarse o “despertarse”.

Para mantener una buena salud y un sistema inmunológico fuerte es indispensable llevar una alimentación equilibrada, es decir, ingerir alimentos saludables que nos aporten una abundante cantidad de nutrientes, y no sólo comer grasas, carbohidratos o azúcares.

No olvides que realizar cualquier actividad física también fortalece el sistema inmunológico.

Herpes genital y embarazo

Las mujeres embarazadas pueden contagiar a su bebé si en el momento del parto el virus del herpes genital está activo. Además, el bebé tiene altas probabilidades de ser prematuro y contraer una infección en el cerebro, infección cutánea crónica, retrasos graves en su desarrollo e incluso, la muerte. Sin embargo, si el virus se encuentra “dormido” y la mujer raras veces presentó síntomas o brotes, el bebé tiene muy pocas posibilidades de contagiarse.

¿Se puede prevenir el herpes genital?

Al tratarse de una Enfermedad de Transmisión Sexual, el único método preventivo 100 % confiable es la abstinencia sexual vaginal, anal y oral con personas infectadas. Sin embargo, el uso del condón puede proteger y reducir el riesgo de transmisión del virus, aunque no prevenirlo.

El ser monógamo y mantener una relación estable también es una medida preventiva. Si tú, tu pareja o ambos están infectados, deberán visitar a un especialista para que les indique si es necesario que tomen algún tipo de tratamiento.

El herpes puede ser transmitido aún cuando no existan lesiones abiertas visibles.

Medicamentos para curar el herpes genital

Algunas compañías farmacéuticas están haciendo investigaciones para crear vacunas para prevenir el virus del herpes simple.

Recuerda que el mantener una alimentación balanceada hará que tu sistema inmunológico sea fuerte, lo que es indispensable para combatir cualquier enfermedad. El ejercitarte con regularidad también te beneficiará en muchos aspectos.

Publicado el Deja un comentario

¿Qué es la balanitis y cómo se cura?

Comprar ¿Qué es la balanitis y cómo se cura?

¿Qué  es la balanitis?

Disfrutas mucho tener sexo con tu pareja, de hecho, siempre han sido sexualmente muy activos y mantienen una muy buena comunicación respecto a este tema. Sin embargo, últimamente esquivas cualquier oportunidad de tener relaciones sexuales. El problema no es que hayas perdido el deseo sexual por tu pareja, sino que desde hace varios días sientes un incómodo ardor en el pene y cualquier tipo de roce se ha vuelto casi insoportable. Un día, después de ir al baño, te descubres unas manchas rojas en el glande. Tienes miedo de contárselo a tu pareja, ya que podría pensar que le fuiste infiel y que se trata de una Enfermedad de Transmisión Sexual. Sin embargo, ella es tu única pareja sexual, por lo que te desconciertas aún más.

Sigue leyendo ¿Qué es la balanitis y cómo se cura?