Publicado el Deja un comentario

Prostatitis (Dolor de próstata) Tratamiento y Síntomas

prostatitis

¿Qué es la Prostatitis (dolor de próstata)?

¿Sabías que las enfermedades más frecuentes en los hombres están relacionadas con problemas de próstata?

La próstata es una glándula –del tamaño de una nuez-, que ayuda a la producción del semen y se localiza entre la vejiga y la uretra, una posición específica que te permitirá saber que algo anda mal, principalmente si sientes dolor o ardor al orinar.

Con el paso de los años, la próstata aumenta lentamente de tamaño. Sin embargo, las enfermedades de la próstata comienzan a manifestarse durante la edad madura, es decir, alrededor de los 50 años, cuando la próstata se agranda demasiado.

Enfermedades de la próstata

Todos los hombres mayores de 50 años de edad deben incrementar los cuidados y la atención de su próstata, ya que en esta etapa la próstata puede crecer más de lo normal y comenzar a provocar problemas.

Una de las enfermedades de la próstata más común es la prostatitis. Ésta es una infección que provoca que la próstata se inflame al intentar combatir las bacterias que la atacan.

Quien padece este tipo de infección puede presentar una fuerte necesidad de orinar, sentir ardor al hacerlo y una sensación de querer seguir orinando, sin lograrlo. Otro de los síntomas más comunes son fiebre y señales de cansancio.

La prostatitis bacteriana generalmente puede atacarse con antibióticos. Sin embargo, es importante consultar a un urólogo, para que, después de haber hecho un diagnóstico, elija el tratamiento adecuado para el paciente.

Otro problema común de la próstata es la hiperplasia prostática benigna, ocasionado por el aumento irregular de la próstata, lo que oprime la vejiga y la uretra, provocando una fuerte necesidad de orinar, goteo o derrame de orina e incluso, de sangre. Esta condición suele asociarse con el cáncer de próstata, pero esto no significa que ambos estén siempre relacionados. Es decir, muchos hombres que han sufrido de agrandamiento de próstata no desarrollan cáncer en esta área. Sin embargo, es importante saber que estas enfermedades de la próstata sí poseen síntomas similares.

Cómo prevenir enfermedades de la próstata

Recuerda que en temas de salud, la prevención es muy importante. Por ello, es indispensable que, si presentas algunos de los síntomas ya mencionados, acudas con un especialista, ya que las enfermedades de la próstata puede desarrollar otros problemas como daños y cálculos en la vejiga y en los riñones, incontinencia e infecciones en las vías urinarias.

Generalmente, el urólogo realizará varias pruebas para localizar el problema principal y seleccionar el mejor tratamiento. Algunas de estas pruebas consisten en tactos rectales –para definir qué tanto ha crecido la próstata-, radiografías y uroflujometrías, para medir la rapidez con la que fluye la orina. También es probable que realicen pruebas de sangre para identificar el antígeno prostático específico, el cual puede ser un indicador de cáncer de próstata, en caso de aparecer con un nivel alto.

Cáncer de próstata

Este tipo de cáncer es una de las enfermedades de la próstata que generalmente se desarrolla en la edad madura y está asociada a factores genéticos, ambientales y hormonales. Otras factores pueden ser llevar una dieta con exceso de grasas animales, la contaminación del aire y la exposición a materiales de pintura, imprenta y fertilizantes.

Entre algunos síntomas del cáncer de próstata están: dolores frecuentes en la espalda baja y problemas durante las relaciones sexuales, como expulsar semen con sangre.

Los síntomas del cáncer de próstata pueden tardar mucho en hacerse visibles, por lo que es indispensable que los hombres mayores de 50 años de edad se sometan a los exámenes médicos correspondientes.

La prevención es un tema crucial en el cáncer de próstata, es decir, su detección temprana puede aminorar el tratamiento y agilizar la cura.

Cómo tratar el cáncer de próstata

Para el tratamiento del cáncer, existen cirugías que remueven la glándula prostática y los ganglios linfáticos de la pelvis.
El cáncer de próstata es el cáncer más común y es raro localizarlo en hombres menores de 50 años.
Recomendaciones

La mejor prevención para las enfermedades de la próstata es mantener una correcta higiene personal y estar alerta frente a cualquier anomalía, tanto en las relaciones sexuales como al momento de orinar.

Si tienes más de 45 años, es recomendable que te sometas a una evaluación urológica anual y, en caso de que en tu familia existan antecedentes de cáncer de próstata, realices estos exámenes de forma semestral, inclusive si estos antecedentes provienen por parte de tu familia materna.

Garantiza tu calidad de vida previniendo estas enfermedades de la próstata, que pueden, desde convertir una ida al baño en todo un martirio, hasta convertirse en un problema que pueda poner en riesgo tu vida.

Recuerda que entre más pronto se detecte el cáncer de próstata, será más fácil erradicarlo, ya sea con tratamientos médicos o quirúrgicos. Tu médico urólogo podrá recomendarte el más adecuado y eficaz para tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *